WhatsApp
Transformación Digital
Omnicanalidad

Generación Alfa: ¿están las empresas preparadas para satisfacer sus necesidades?

Si hay una generación considerada 100% digital esta es, sin duda, la Generación Alfa, un grupo de edad al que las empresas no pueden perder de vista si quieren seguir teniendo éxito en el futuro más inmediato.

Jóvenes móvil

Baby boomers, X, millennials o Z. Estas son algunas de las generaciones que se quedaron atrás cuando despedimos hace ya más de 20 años al siglo XX. Sin embargo, en la última década, ha sido la generación Alfa la que ha tomado el protagonismo con una seña de identidad muy clara: es la primera generación 100% digital.

Los miembros más antiguos de la Generación Alfa hoy tienen 11 años y cualquiera de ellos podría darnos mil vueltas jugado a videojuegos, encontrando información on line o manejando múltiples dispositivos tecnológicos.

Y es que, si tenemos en cuenta que, por ejemplo, Youtube se lanzó en el año 2005, el iPad en 2010 y que la propia Alexa es casi su contemporánea tras llegar a las tiendas en 2014; podemos afirmar que se trata de la primera generación completamente digital desde el momento de su nacimiento. En otras palabras, se trata de una generación que jamás conoció un mundo en el que no habitaban aquellas tecnologías que hoy dan forma a la manera en la que nos comunicamos e interactuamos entre nosotros diariamente. La tecnología ha formado parte de esta generación, desde siempre, y está presente para ellos en todos los ámbitos de su vida.

Fue el investigador social de origen australiano Mark McCrindle quien acuñó el término Generación Alfa, tras definirla como aquella generación compuesta por todos aquellos individuos nacidos después del año 2010.

Cabe destacar que lo que realmente distingue a esta generación de las anteriores que -por cierto- también dan cuenta de altos índices de un ADN digital (como lo son los Millennials y la Generación Z) es que este es el primer grupo digital verdaderamente inmersivo; dicho de otro modo, esta es la primera generación que nació y se crió en medio de un entorno donde los teléfonos inteligentes, las tablets y los dispositivos digitales estaban completamente presentes.

De acuerdo con una encuesta realizada por Infobip, los miembros de la Generación Alfa comenzaron a interactuar a través de sus dispositivos inteligentes aproximadamente a la edad de seis años. Es más, este mismo estudio indicó que desde la edad de los cuatro años los Alfa ya son capaces de dominar una Tablet casi que a la perfección. De hecho, el 61% de ellos ya tiene la suya propia y el 49% un teléfono inteligente.

Según esta investigación, el 46% de los niños entre 6 y 11 años tienen una cuenta activa en una red social, incluso habiendo restricciones de edad para ciertas redes sociales que dictarían lo contrario.

En cuanto a las formas más populares de mantenerse en contacto con amigos y familiares, más de un tercio de los niños de 6 a 11 años encuestados se hallan activos en Whatsapp, con un asombroso 73% de los niños de 11 años que ya están bastante familiarizados con el canal. Los SMS, por extraño que parezca, tampoco se quedan atrás, con casi un tercio de la Generación Alfa (29%) todavía usando este canal de mensajería tradicional y el otro tercio prefiriendo FaceTime.

¿Qué supone todo esto?
Significa que esta generación opera en múltiples canales y en múltiples dispositivos simultáneamente. Son la primera generación verdaderamente omnicanal. Según Catherine Thevenot, profesora de la Facultad de Psicología Cognitiva de la Universidad de Lausana, independientemente de dónde vivan, estos niños dependen de herramientas digitales para aprender y jugar, lo que influye en la forma en que se desarrollan y ven el mundo que los rodea. Según la profesional, a partir de los 18 meses, los niños pueden diferenciar entre un robot y un humano.

Si bien la intención de los adultos es guiar a los más pequeños para que utilicen las herramientas digitales de la manera más positiva y segura posible, tanto en el hogar como en el aula, las marcas y las personas influyentes deben considerar cómo pueden seleccionar experiencias digitales que se sumarán a esa generación en el futuro, como empleados y ciudadanos. Se trata de encontrar el equilibrio ideal entre las actividades virtuales y la vida real.

A diferencia de otras generaciones, los Alpha nacieron en un mundo digital, y esto tendrá un impacto sin precedentes en su desarrollo y en la forma en la que ven y entienden el mundo. Además, la pandemia del Covid-19 solo refuerza y ??aumenta la dependencia de esta generación hacia los equipos digitales y las comunicaciones continuas.

Lo que esto signifique en términos de la participación de la Generación Alfa en la sociedad, únicamente el tiempo lo podrá decir; pero una cosa ya está clara: esta generación se basa en gran medida en la experiencia y tendrá mayores expectativas de cómo la tecnología puede serles útil.

En este contexto, si las empresas no están preparadas (con tecnologías en la nube, estrategias omnicanal y con un enfoque en la creación de experiencias interactivas e inmersivas) no solo perderán clientes, sino que pasarán inadvertidos por toda una generación que ni los notará en términos competitivos.

Mirando a los consumidores de 2030
Cuando una empresa se proponga captar la atención de la Generación Alfa, es fundamental que no lo haga pensando únicamente en sus gustos y preferencias. Involucrar a Alphas es más un desafío tecnológico que generacional o demográfico.

La transformación digital se ha convertido en una necesidad para todo tipo de empresas, por lo que contar y tener de su lado a las herramientas y los canales adecuados será esencial para poder hacer crecer tu negocio y seguir siendo relevante en las próximas décadas.



Descargables

Cómo mejorar la experiencia del usuario mediante la interacción digital

ebook Infobip impulsando CX Soluciones

Cliente 2030. Whitepaper Infobip Tendencias